PODOLOGÍA · CIRUGÍA PODOLÓGICA

Cirugía definitiva, sin dolor, estética y funcional. Cirugía con mínima incisión.

Es una de las especialidades que más ha avanzado en Podología, ofreciendo resultados muy prácticos y con muy pocas molestias para el paciente. Se trata de una cirugía mínimamente invasiva con anestesia local y sin hospitalización.


Patologías más comunes:

HAV (juanete), uña encarnada, dedos en garra, espolón de calcáneo, hundimiento metatarsal y neuroma de Morton.


En nuestros 20 años de experiencia comprobamos que una vez que los tratamientos conservadores no han sido suficientemente eficaces, la cirugía nos resuelve con gran satisfacción el problema.


Ventajas de la cirugía MIS:

  • Carácter ambulatorio
  • Anestesia local
  • Deambulación inmediata sin ayuda de bastones
  • No se colocan fijaciones (tornillos, agujas...)
  • Menor riesgo de infección
  • Incorporación rápida a la vida cotidiana
  • Gran efectividad funcional y estética

Estas son vuestras preguntas más frecuentes

Si me practican este tipo de cirugía, ¿cuando puedo comenzar a andar apoyando el pie operado?

Sales caminando del quirófano, dependiendo de la cirugía practicada la incorporación al ritmo habitual es progresivo, pero desde el primer día y en todos los casos se puede y se debe caminar.

Conozco a alguien que operaron de unos dedos en garra y le pusieron unos tornillos. ¿Se puede evitar?
Con este tipo de intervenciones nunca se ponen fijaciones, ni agujas ni tornillos...

Si no se hospitaliza, como se controla el dolor de los primeros días.
No se toman calmantes, sí durante los primeros días algún antiinflamatorio tipo Ibuprofeno, no más.

¿Se reproducen los juanetes?
No si se hace la técnica correcta. Normalmente los juanetes que se reproducen ya salen del quirófano sin una buena alineación; es decir, la técnica practicada no ha sido suficiente.

¿Hace falta operar los espolones?
Como tratamiento de elección no. Nunca ofrecemos una cirugía sin probar tratamientos conservadores. En el caso del espolón de calcáneo, hay muy pocos casos que no se resuelvan con plantillas, rehabilitación...

¿Quedan señales, cicatrices?
No, piensa que las incisiones son tan pequeñas que en muchos casos no se da ni un punto de sutura.

¿Se arrancan las uñas encarnadas?
No, se corrige el lateral o los laterales con la infección. En este caso, el paciente se incorpora a su actividad habitual al día siguiente de la intervención.

¿Se operan los ojos de gallo?
Si, se legra el huesecito que lo provoca. En este caso, el paciente se incorpora a su actividad habitual al día siguiente de la intervención.

¿Se operan los Neuromas de Morton?
Si, si el tratamiento conservador ha fracasado.