ODONTOLOGÍA · IMPLANTES DENTALES

Una solución ideal para recuperar los dientes perdidos

Los implantes dentales son prótesis de titanio que sustituyen a la raíz de los dientes y sirven para reponer las piezas que faltan en boca.

Hay que tener en cuenta que no todos los implantes dentales que existen en el mercado son iguales, por este motivo existe una gran diferencia de precios entre unas clínicas y otras. Principalmente, el coste lo determina la calidad y el origen del implante.


En Clínica Las Retamas utilizamos implantes de alta gama y de origen Europeo, que pasan rigurosos controles de fabricación y de calidad, y que el resultado a largo plazo de estos implantes está verificado científicamente .

Estas son vuestras preguntas más frecuentes

¿Qué ventajas tienen los implantes?

Evitan limar los dientes vecinos cuando queremos reponer las piezas que faltan en boca. Los implantes también sirven para quitar las prótesis removibles y poner una dentadura fija. Los implantes consiguen fijar las prótesis dentaduras postizas para que no se muevan , haciendo que el paciente se sienta mucho mas confortable.

¿Es doloroso el tratamiento con implantes?

No, en absoluto. Los implantes dentales son indoloros durante el tratamiento ya que se hacen bajo anestesia local y, posteriormente a la cirugía tampoco duelen.

¿Quién se puede poner implantes dentales? 

La mayoría de las personas sanas que han perdido dientes, se pueden poner implantes. Esto lo confirmaremos con una prueba radiológica llamada TAC; esta prueba es de especial importancia para realizar un correcto diagnostico en un tratamiento con implantes.

¿Pueden los implantes dentales ser rechazados por el organismo?

La posibilidad de que se produzca una reacción de rechazo o de alergia a este tipo de material es sumamente improbable ya que los implantes dentales están fabricados con titanio quirúrgico, material que ha demostrado ser biocompatible, bioinerte, estable, con capacidad de integrarse con el hueso (osteointegración) y que no ha demostrado ninguna reacción tóxica ni irritativa sobre el tejido vivo por lo que el organismo no lo reconoce como extraño.

Sin embargo, durante los meses siguientes a su colocación, los implantes pueden sufrir complicaciones que deriven en la falta de osteointegración y, por tanto, pueden tener que ser retirados. Estas situaciones, aunque escasas, suelen deberse a razones como: infecciones de la zona operada, deficiencias en la vascularización, alteraciones en los procesos reparativos del organismo como los que son frecuentes en fumadores y estrés o sobrecarga funcional cuando soportan una prótesis.