PODOLOGÍA · PIE DIABÉTICO

El mejor tratamiento es la prevención

Es esencial la atención precoz podológica e instaurar un tratamiento preventivo adecuado e individualizado, y así evitar complicaciones.

Nuestros especialistas tratan las patologías más comunes e incapacitantes con el fin de optimizar la calidad de vida de nuestros pacientes aliviando su dolor


Patologías más comunes:

Queratosis, durezas, uñas encarnadas, engrosadas, irregulares, papilomas, verrugas plantares, onicomicosis, pie de atleta, hiperhidrosis, piel descamada y dañada,...


Estas son vuestras preguntas más frecuentes

¿Cada cuánto tiempo debo ir al Podólogo?

Es aconsejable visitar al Podologo todos los meses, el profesional realizará una minuciosa exploración del estado sensitivo y circulatorio para prevenir posibles infecciones.

¿Debo quitarme los “callos”?

Hay que tener especial precaución en los pies de los pacientes diabéticos ya que tienen peor cicatrización y mayor riesgo de ulceración y necrosis, por lo que siempre debe ser el Podologo el profesional que manipule sus pies.

¿Cómo hay que cortar las uñas?

Siempre rectas y no muy apuradas. Mejor limarlas. Si haciendo esto alguna molesta, es motivo de consulta.

¿Qué tipo de calzado debo usar?

Calzado de piel, sin costuras y que se ajuste al pie.

Tengo la piel seca. ¿Es bueno limarla?

No, hay que hidratarla. En farmacia hay cremas especiales para diabéticos.